La multinacional Amazon realiza una IA capaz de controlar 1000 robots de almacén

Uno de los desafíos que se enfrentan los centros logísticos son los almacenes inteligentes como consecuencia del auge del e-commerce, lo que está poniendo a prueba la competencia de las plataformas digitales actuales. A través de ellas los robots móviles dibujan sus rutas de entrega previniendo ante todo colisionar con otros vehículos a lo largo de su recorrido.

Por todos es conocido que Amazon es una de las multinacionales que mayor gasto está efectuando en robotizar sus centros de logística. Muestra de ello es que en el último trimestre del 2019 consiguieron la asombrosa cantidad de 200.000 dispositivos robotizados añadidos en sus instalaciones. Con la premisa de realizar opciones que permitan soportar los problemas a los que se enfrentan sus centros, Amazon Robotics con la ayuda de la Universidad del Sur de California, está trabajando en una aplicación con nombre MAPF con la que pretende perfeccionar las rutas de reparto.

MAPF es una herramienta controlada por algoritmos de IA con la que hasta la fecha se pueden controlar a la vez distintas aplicaciones digitales, tanto vehículos sin conductor o robots. Hasta el momento el proyecto está dando sus frutos, puesto que Amazon ha confirmado que han logrado gestionar hasta 1.000 Vehículos Autónomos Inteligentes a la vez.

Esta creación realizada por el gigante del comercio por internet consigue hacer rutas más flexibles y libres de colisiones, gestionando mejor el tiempo de reparto y aumentando la media de entrega de cada robot.