Los robots han provocado la pérdida de 400.000 empleos en los últimos 20 años

Si el aumento de la industria robotizada pronostica un desempleo general en un periodo de tiempo a medio y largo plazo, acaba de publicarse un informe realizado por Oxford Economics, que es el comienzo de lo que va a ocurrir en la próxima década. aquí te mostramos qué sectores están siendo los más afectados y cuáles son las claves.

La colocación de robots en las cadenas de montaje se ha convertido en una verdadera necesidad si una empresa pretende seguir manteniendo la competitividad en su sector. Se ha determinado que una maquina logra la función de dos trabajadores, a pesar de que, en muchos puestos, el número es superior, puesto que pueden realizar labores ininterrumpidamente todos los días de la semana durante de todo el año. Y todo ello sin necesidad de periodos vacacionales, ni aumentos salariales y sin olvidar que tampoco padece bajas laborales, puesto que solamente precisan de un control preventivo.

Según How Robots Change the World, el estudio publicado por Oxford Economics, en el continente europeo desde el año 2000 se han eliminado 400.000 empleos netos que han sido reemplazados por los robots, lo que equivale a un 1,5% de los trabajadores del sector.

Sin duda es la verificación de lo que ya sabíamos, pero mucho más preocupante es lo que nos aguarda el futuro a corto plazo. Según la publicación de How Robots Change the World, se cree que para el año 2030 la implantación de la tecnología robotizada incremente de manera exponencial, lo que conllevara en que los trabajos directos eliminados supongan a los dos millones de empleos.

Tal vez para algunos estas cifras no sean tan alarmistas, pero nos referimos de trabajos netos, dado que en bruto la cuantía es bastante superior. En ciertos países como sucede en España, hablan del hoyo que se está creando en el sector industrial. En algo más de una década, entre el 2002 y el 2016, se ha eliminado un 17% de trabajadores activo, cifra, que como hemos mencionado anteriormente, se va a incrementar gravemente en los años venideros.

Las economías globales que están en riesgo a la inestabilidad de los mercados, como por ejemplo en la construcción, son más susceptibles de padecer de manera más profunda los resultados, aunque también los son los países as desarrollados.

La profunda reestructuración empresarial que va a ocurrir se lanzara en un proceso escalonado de automatización, pero no quita para que sea inexorable, afectando generalmente a todos los ámbitos laborales como, por ejemplo, finanzas y transporte El informe recalca que la rotura del mercado laboral supondrá, desocupación, inestabilidad laboral y en definitiva pobreza.