La nueva generación del robot Foundry de Kuka para fundición

La empresa Kuka ha hecho alarde de su poderío presentando la segunda generación del robot Foundry de la serie KR QUANTEC. El robot Foundry ha sido mejorado en sus habilidades para seguir compitiendo por llegar a ser uno de los robots industriales más flexibles y vendidos del planeta.

El robot KR QUANTEC de Foundry preparado para altas temperaturas en fundición y procesamiento.

La poderosa fabricante desarrolladora de robots industriales intenta reforzar su dominación en el sector. Y para ello se ha afanado de ampliar las habilidades de Foundry, una versión de la serie KR QUANTEC concretamente creada para efectuar trabajos en las condiciones más extremas y adversas.

El brazo robótico ha sido perfeccionado para conseguir soportar suciedad, polvo, humedad y altas temperaturas. Y es que según ha informado la propia empresa de robótica, el robot de Kuka logra aguantar a una temperatura máxima de 180 °C durante 10 segundos por minuto y una temperatura constante de 55 °C.

Aumentar el tiempo de sujeción de una pieza era una continuo para el fabricante, ya sea para trabajar en una fundición. Igualmente se ha perfeccionado la capacidad de carga, así como el software que controla los tiempos de los ciclos. Esta mejora le deja trabajar con mayor velocidad y precisión durante el desplazamiento. Lo han obtenido añadiendo el sistema Path Mode y Dynamic Mode.

Sin duda son modificaciones que dejan ampliar el rendimiento operativo del robot, además de resistir entornos en donde muchos de sus competidores fallan.