El fabricante de motos Piaggio se pasa a la robótica

La robótica se desarrolla a gran velocidad y son muchas las empresas que se están adaptándose para no quedarse fuera de la revolución tecnológica en la que nos encontramos. Una de esas empresas es la insigne Piaggio, creadora de la legendaria moto Vespa. En este artículo vas a descubrir qué es lo que ha desarrollado.

En el 2017 el Grupo Piaggio se desarrollar tecnología robótica a través de una nueva sección de la compañía, la que se denomina Piaggio Fast Forward (PFF). Fue entonces cuando presentaron el proyecto de un sistema robótico con la intención de introducirse en el campo tecnológico.

Su propuesta tiene por nombre Gita, un robot destinado a llevar objetos pesados mientras acompaña a su dueño.

Capacidades del robot de carga GITA.

Gita es un robot diseñado para transportar paquetes para uso personal para un máximo de dieciocho kilogramos.

En su primera versión, GITA incorporaba 3 cámaras frontales con las que detectaba personas y de esta manera, poder proseguir a su propietario de forma autónoma por la acera. Tiene una forma esférica, con una altura de cincuenta y seis centímetros y unos veintidós kilogramos de peso y en un principio podía llegar a coger una velocidad máxima de treinta y cinco km/h.

El espacio de almacenaje es de reducidas dimensiones. Se estima que puede entrar por ejemplo, un pequeño maletín, un PC portátil de catorce pulgadas y una cámara de fotografías.

Es un giro drástico en la producción de Piaggio desarrollar un robot autónomo inteligente prácticamente desde cero y por ello debemos de aplaudirles. Al prototipo inicial de Gita le modificaron algunas de sus particularidades y también eliminaron otras.

Por ejemplo la velocidad ha sido reducida drásticamente a 9 km/h. Normalmente suele ser una desventaja, sin embargo ha demostrado que es perfecta para un robot que ha sido diseñado para acompañar a su dueño.

Sus prestaciones se han mejorado con la modificación que han realizado disminuyendo su grado de autonomía. En estos momentos únicamente seguirá a una persona mediante sensores visuales.

GITA únicamente está recomendando para portar objetos por aceras o bien caminos bien asfaltado. El propio fabricante ha desaconsejado viajar por barro, nieve y mucho menos por escalones. Sus creadores aseguran que es capaz de subir y bajar cuestas con un dieciséis por ciento de inclinación.

Hay que tener claro que Gita ni interactúa con su propietario, ni graba vídeos ni saca fotografías, no vaya a ser que creas que es un asistente inteligente como Alexa de Amazon o el propio Siri.

Las funciones básicas pueden ser activadas desde el propio robot. También puedes manipularlo desde una aplicación que deja para bloquear y desbloquear la tapa del cajón y comprobar el nivel de la batería. Una de sus particularidades es que emite mensajes de audio por Bluetooth. Dispone de una potente batería que le permite una duración estimada de cuatro horas y tan solo tarda en cargarse unas 2 h.

Para desplazarse de manera autónoma usa conexión WiFi instalada en un cinturón específico que debe llevar la persona a la que tiene que seguir.

Si tus necesidades de espacio son mayores de las que ofrece GITA, PFF ha desarrollado una variante mayor llamada KILO, con más capacidad de transporte destinada a servicios de mensajería. Sus creadores han creado este robot orientado al sector empresarial. Es probable que sea empleado en campus universitarios, centros de salud o bien grandes almacenes.

El robot de transporte GITA está a la venta en 3 colores, que son rojo, gris o bien azul. Ahora bien, el elevado precio del robot es lo que actualmente ha impedido que lo podamos ver con mayor asiduidad en nuestras calles. Si estás planteándote comprarlo, debes saber que su precio no desciende de los 3.000€.